¿Sabes cómo eliminar el estrés?

El estrés puede presentarse como cansancio físico y mental provocado por situaciones abrumadoras y exigentes durante el día. Las personas que sufren de estrés padecen depresiones, dolores de cabeza, palpitaciones, ansiedad, dolores musculares, entre otras.
Porque queremos eliminar el estrés de nuestras vidas y además conseguir una rutina relajación, te brindaremos algunos consejos prácticos que nos evitará ser absorbidos por el estrés.
Para tener un buen rendimiento en el trabajo o en nuestro hogar y no sufrir de tensiones, debemos procurar realizar una tarea a la vez, dando prioridad a las más importantes, además para entregar puntual nuestras labores, es una buena idea aumentar la estimación del tiempo que nos llevará a cumplir con la tarea, así evitamos la presión de no entregar a tiempo.


Otro factor que puede aumentar el estrés es la impuntualidad, por ejemplo cuando llegamos tarde a una reunión de trabajo, a recoger los niños cuando salen de clases o simplemente cuando no llegamos a tiempo para presentar un examen de la universidad. Nadie está libre de caer en contratiempos que influyen en la impuntualidad, pero podemos minimizar estos factores levantándonos más temprano, preparando todo desde la noche anterior, programándonos o saliendo con tiempo.


En ocasiones sentimos que vamos a explotar, entonces es el momento para respirar y salir a tomar aire fresco, a veces lo ideal es desconectarse un poco del entorno que nos provoca estrés; para relajarnos, estar tranquilos y despejar la mente. Disfrutar del silencio nos ayuda a obtener la calma.
A veces dejamos que los problemas familiares o personales afecten nuestro entorno laboral y viceversa, podemos tomarnos un momento para escribir en una hoja todos los factores que nos estresan durante el día, después de identificarlos debemos proceder a eliminarlos uno a uno; así logramos alcanzar un equilibrio entre lo laboral y lo personal, por ejemplo podemos eliminar compromisos innecesarios en nuestras vidas que nos quitan mucho tiempo y que nos provocan estrés.


El orden y aseo también son factores que influyen en el estrés rutinario, no hay nada como llegar a casa y encontrar un lugar limpio y agradable; pero a veces no sucede, el desorden nos estresa en términos visuales, además nos dificulta encontrar elementos u objetos que necesitamos. Debemos inculcarnos una rutina diaria de orden y aseo.
Recuerda, no tratemos de controlar la vida de las demás personas, aceptemos la manera en la cual ellos solucionan sus problemas, ignoremos a aquellas personas que nos complican la vida, no nos involucremos en todas las situaciones que se presenten en la cotidianidad, el control es un paso importante para eliminar el estrés de nuestras vidas.


Después de eliminarlo, cómo lo prevenimos, existen varios hábitos anti-estrés como tener una rutina de ejercicio que nos ayude a relajarnos y a obtener tranquilidad, comer sanamente, pensar positivo, tener buena disposición y una actitud de gratitud.