Sabes la importancia de compartir con tus hijos

Como padres tenemos el deber de proteger, educar y preparar a nuestros hijos para enfrentar la vida. Sin embargo la hiperpaternidad es un mal que afecta a algunos padres, los cuales son sobreprotectores y quieren controlar totalmente la vida de sus hijos, convirtiéndolos en niños abrumados, temerosos y frágiles.

El amor, el cariño y el apoyo que les brindamos a nuestros hijos son fundamentales, debido a que sembramos en ellos seguridad, bienestar y felicidad. Todos los padres expresan su amor de manera diferente, lo importante es generar con ellos un vínculo especial que nos ayudará a enfrentar de la mejor manera las adversidades que se puedan presentar en la vida cotidiana.

Procuremos recordarles a nuestros hijos cuánto los amamos, porque no basta sólo con sentirlo, debemos expresarlo e incluso es importante seguir demostrando nuestro amor en su adolescencia, que normalmente es la etapa más difícil de sus vidas.

Compartiremos algunos consejos que nos ayudarán a ser buenos padres y cuidar mejor a nuestros hijos, sin excedernos en su protección.

Debemos brindarles amor incondicional, además procurar como padres cumplir con algunos deberes básicos como proveerles una alimentación adecuada, educación, vivienda, recreación, entre otros.
Es importante estimular el desarrollo de algunas habilidades y capacidades con juegos, que les ayudará a formarse física, cognitiva y socialmente. Jugar no se hace simplemente por diversión, esta actividad promueve la atención, la creatividad e incluso los ayudará a formarse profesionalmente en un futuro.

El diálogo es vital para general un vínculo especial. Como padres también debemos prestar atención a otros aspectos más concretos, como ser comprensivos, evitar castigos físicos (golpes), promover una buena comunicación asertiva, respetar algunas decisiones u opiniones, pero también asignar algunas reglas y deberes que se deben cumplir en el hogar.

Como padres debemos respetar los espacios personales de nuestros hijos, sin descuidar el tipo de amistades o grupo social que los rodea, es importante controlar algunas situaciones, sin ser invasivos, es decir, debemos inculcarles a nuestros hijos una buena educación, ética, moral y cultura, para que ellos puedan tomar las mejores decisiones de sus vidas.

Recordemos compartir momentos de calidad en familia, a veces olvidamos hacerlo debido al trabajo, al estudio o a otras ocupaciones que priorizamos. Las reuniones, las actividades, los viajes, los juegos familiares, entre otros, nos ayudarán a fortalecer los lazos familiares y a valorar los momentos junto a ellos. Aunque quisiéramos estar con ellos todo el tiempo, algún día no lo podremos hacer.