Conoce algunos hábitos que nos ayudarán a tener una mejor salud visual

Normalmente pasamos frente al computador, la televisión y algunos dispositivos móviles largas horas al día. A veces nos sentimos agotados visualmente, nos arden nuestros ojos, nos duele la cabeza y cuello, tenemos sensibilidad a la luz y hasta vemos un poco borroso. Debemos evitar problemas de visión como la miopía, el astigmatismo, hipermetropía entre otras. Tengamos en cuenta algunos consejos para cuidar nuestra visión.

Normalmente lo ideal es asistir a una revisión visual una vez al año, aunque también depende de nuestra edad, de las enfermedades o dificultades visuales que tengamos e incluso hasta depende de nuestros antecedentes familiares.

Cuando nuestro trabajo o estudio nos obligan a estar conectados por largo tiempo frente a una pantalla de computador, debemos tomar acciones que minimicen el riesgo de sufrir algunas enfermedades; por ejemplo, evitar el brillo excesivo de las pantallas, mantener una distancia de 50cm entre nuestros ojos y el dispositivo, debemos utilizar gafas o pantallas antirreflejos, se deben realizar pausas activas durante dos minutos por cada dos horas (podemos parpadear regularmente y observar objetos a larga que se encuentra a larga distancia) esto con el fin de lubricar y descansar los ojos.

Cuando nuestra vista está enfocada en un dispositivo electrónico producimos 8 lágrimas por minuto, lo ideal es que sean 20 lágrimas por minuto; la hidratación es clave, debemos consumir mucha agua o líquidos claros para evitar la resequedad visual.
Nuestros ojos soportan cierto grado de radiación ultravioleta, no sólo debemos cuidarlos de los dispositivos electrónicos, sino también de las radiaciones del sol, para ello podemos utilizar gafas que tengan un filtro adecuado para el sol. Las gafas también se deben utilizar cuando vamos a realizar actividades o deportes como la natación o que implique gran velocidad.

El tema del descanso es muy importante para obtener un bienestar visual. En el transcurso del día el grosor de la córnea disminuye, pero cuando nuestros ojos están cerrados vuelve a su grosor normal, por tal motivo debemos tener en promedio entre 7 a 9 horas de sueño.

La hidratación, el consumo de alimentos saludables, las pausas activas, las horas de sueño son algunos de los hábitos que nos ayudarán a disfrutar de una mejor salud visual.