Siéntete feliz y alardea de tu decoración navideña con un estilo único y rústico.

Reinventa tu propio estilo, dale un toque cálido, familiar y navideño a tu sala, convierte este espacio en el lugar ideal para celebrar y compartir en familia.

Decora con elementos naturales como la madera o mimbre poco tratada y con elaboración artesanal. Inspírate creando adornos sencillos, pero elegantes y especiales. Además de la madera, existen otros materiales utilizados en la decoración como el barro, el hierro, la cerámica, la esterilla y las piedras, que unidos brindan armonía en los espacios. Los colores claros y otoñales con pequeños pigmentos naranjas, amarillos, verdes, rojos y marrones son los más utilizados en las cortinas, alfombras, cojines y demás.

Este estilo está ligado a la historia, es decir los hogares en sí narran un relato a través de sus paredes, pisos y elementos decorativos antiguos; entonces por qué no contar una bella historia para esta Navidad y sorprender a aquellas personas que tanto quieres.

Puedes combinar elementos modernos con piezas clásicas y naturales. En cuestión de decoración, los muebles juegan un papel fundamental en la estética del hogar, tanto así, que el mueble debe estar en armonía con los demás objetos que allí se encuentren.

Por esta razón te enseñaremos en 5 pasos, a crear tus propios cojines rústicos navideños y así tu mueble será el centro de atención.

1. Busca una camisa, suéter o tendido que no utilices.

2. Toma las medidas según el tamaño que deseas para tu cojín

3. Recorta y marca con una línea la margen para coser los lados

4. Rellena tu cojín con retales de tela y ciérralo

5. Finalmente, con botones o piedras de fantasía, realiza tus propios diseños y decora tu cojín con la temática que evoque la Navidad.

¡Inspírate, diseña, crea y sorprende! No hay nada mejor que convertir estas fechas especiales en momentos inolvidables. Colchones Fantasía te invita a vivir la magia de la Navidad.