Blog

¿Qué se debe tener en cuenta de los colchón ortopédicos?

Si eres de aquellas personas que suelen tener dolor de espalda constante y necesitas de algún colchón especial para dormir, no puedes dejar pasar el artículo del día de hoy. A continuación, te enseñaremos todo lo que necesitas saber para elegir un colchón ortopédico.

¿Qué son los colchones ortopédicos? 

Están diseñados para dar un máximo confort al momento de dormir, generalmente los colchones blandos no permiten que tengas una buena postura, lo que repercutirá directamente en el descanso de la persona.

Los colchones ortopédicos son ideales para personas que tienen molestias en la parte lumbar, creando una postura ideal para alivianar los puntos de presión y mejorar en este aspecto. También cabe resaltar que son los colchones con más firmeza en el mercado y qué mejor apoyo le brindan a la columna vertebral.

¿Cuáles son los tipos de colchones ortopédicos?

Colchones de resorte abierto

Este tipo de colchón ortopédico está diseñado con muelles únicos fijados entre sí. Son altamente resistentes, gracias a sus resortes y ofrecen mayor apoyo que uno común. 

Colchones de resorte de bolsillo

Los colchones de resorte de bolsillo están hechos de diferentes muelles que se fijan entre sí mediante hilos, pero a su vez tienen una tela que los separa para brindar mayor soporte y ayudar a distribuir uniformemente el peso de la persona. Los colchones ortopédicos vienen más densos y con mayor relleno. 

Colchones ortopédicos de espuma con memoria

Por último, están los colchones ortopédicos de espuma con memoria, estos permiten que el cuerpo se adapte mucho más al colchón, moldeando los contornos mientras la persona duerme. De esta manera, se ejerce menos presión y le da mejor apoyo a la columna vertebral.

¿Cómo saber si necesitas usar colchones ortopédicos?

Un colchón ortopédico en sí puede beneficiar a cualquier persona por la buena postura que permite estar mientras duermes, sin embargo, existen dolores en el cuerpo que te permiten identificar si requieres usar colchones ortopédicos.

Los dolores más comunes son en el cuello, en los hombros, en la parte alta y baja de la espalda. Con la ayuda de este tipo de colchón las personas pueden mejorar notoriamente respecto al sueño y el descanso. Otra señal para saber si necesitas un colchón ortopédico es cuando hay una gran diferencia de pesos entre tú y tu pareja.

¿Qué colchón es mejor para el dolor de espalda?

En general los colchones ortopédicos pueden servir para el dolor de espalda, sin embargo, el colchón de espuma con memoria es el ideal para este tipo de problemas, con su ayuda tendrás mayor soporte en la columna y los puntos de presión se verán beneficiados.

Si por el contrario usas un colchón blando, tú cuello y espalda no contarán con el soporte ideal, por ende, se hundirán, afectando así el descanso, el sueño y aumentando los dolores constantes.

¿Cómo identificar la firmeza de un colchón ortopédico?

Lo primero que debes hacer es probar el colchón, para ello, puedes sentarte al borde de la cama e identificar cuánto se hunde; también si te es posible acuéstate en ella durante un tiempo acorde que te permita ver si es un colchón en que duermes cómodamente. 

Niveles de soporte de colchones:

  • Firmes: los colchones firmes permiten tener una postura acorde en cualquier lugar del colchón.
  • Medianos: brinda muy buen apoyo en diferentes posiciones para dormir.
  • Suaves: los colchones suaves son ideales para aliviar las cargas de presión en los hombros y las caderas. 

¿Cuáles son los cuidados de los colchones ortopédicos?

Para darles un buen cuidado, debes seguir las siguientes recomendaciones.

  • Dar vuelta al colchón periódicamente: una recomendación general con los colchones es darles vuelta. Se recomienda reemplazar un colchón nuevo una vez por semana durante los primeros 3 meses para que los rellenos interiores estén colocados de manera uniforme, y luego reemplazarlo cada 3 o 4 meses para mantener el colchón en buenas condiciones.
  • Aspirar el colchón con frecuencia: Elimina la suciedad al menos de manera semanal, aspirando el polvo que este pueda capturar en sus fibras.
  • Usar un paño húmedo para limpiar manchas: en caso que derrames algún líquido o manches el colchón, no lo sumerjas en agua, limpia con un paño húmedo y elimina la mancha.

Recuerda que tu salud es lo primero, por eso si necesitas un préstamo en línea, solicítalo y adquiere uno de nuestros colchones. Finalmente, consideramos que hemos tocado los puntos más importantes de los colchones ortopédicos, ahora si deseas mayor información, te invitamos a que te asesores con especialistas en el tema, ingresando a www.colchonesfantasia.com

No olvides seguirnos en nuestras redes sociales Facebook, Instagram y LinkedIn.

Comparte esta publicación:

Contácta un asesor
//
Asesor de ventas Emma
//
Servicio al cliente
VENTAS ONLINE