Blog

Todo lo que debes tener en cuenta de la alta densidad para elegir un colchón de espuma.

La alta densidad es una característica con la que cuenta un colchón de espuma, esta hace referencia a la capacidad que tiene el colchón para soportar un peso, es decir, si esta es mayor, menor rebote tendrás. Ahora, ¿qué características debes considerar?

Para elegir un colchón de espuma se deben considerar varios aspectos en este punto, ya que, dependiendo de su densidad, dureza, porosidad y otros elementos que relacionamos más adelante, sabremos si es el colchón de espuma ideal.

En el artículo del día de hoy veremos cuales son los aspectos que debemos considerar al momento de estar eligiendo un colchón de espuma, así que continúa leyendo y aprende a seleccionar la mejor opción para ti.

¿Es trascendental la densidad para elegir un colchón de espuma? 

A la hora de elegir un colchón es un factor que debemos tener en cuenta, ya que puede limitar determinados parámetros. Por ejemplo, cuanto mayor sea la densidad del componente, mayor será su durabilidad, comodidad y adaptabilidad.

A continuación, veremos algunos de los principales aspectos que debes tener en cuenta al momento de elegir un colchón de espuma.

¿Qué es la densidad?

Iniciaremos con la duda que te ha traído a este artículo, la densidad como vimos al iniciar es una característica que mide la capacidad que tiene el colchón para recibir cualquier objeto con un peso determinado. También se puede definir como la cantidad (masa) del material que hay en un metro cúbico dentro del colchón de espuma.

En el mercado se encuentran diferentes alternativas, unos de buena calidad y otros no, entonces, lo ideal es que la densidad sea de 30 kg/m3.

También encontramos colchones de espuma rellenos con materiales de muy baja calidad, pero que cumplan con esta medida, por esto también es importante tener en cuenta aspectos como los que vienen a continuación.

¿Qué relación tiene la densidad con la dureza?

No existe ninguna relación entre ambas variables, si un colchón es denso, esto no quiere decir que sea duro y viceversa.

¿Relación entre densidad y calidad?

Dicen por ahí que, a mayor densidad, mayor calidad. Esto se debe a que están relacionados directamente y cuanta más densidad tenga el colchón, este recuperará mejor la forma después de una presión, aumentando su estabilidad y resistencia en el tiempo.

¿Tiene alguna relación con la transpiración?

En anteriores publicaciones, hemos visto cómo afecta la transpiración a la hora de elegir un buen colchón, en este punto es importante tener en cuenta que la densidad de un colchón de espuma, no afecta la transpiración, de hecho, las espumas con mayor calidad que tienen alta densidad cuentan con una excelente transpiración entre sus tejidos.

¿Qué densidad de colchón se debe elegir?

La elección de la densidad de un colchón de espuma depende de diferentes características que tenga la persona, a continuación, te explicaremos según sea el caso, qué densidad es la recomendada.

Para personas calurosas:

A pesar de que hay colchones con alta densidad que tienen una buena transpirabilidad, esta no es recomendable para personas que sean muy calurosos mientras duermen, ya que la alta densidad a diferencia de otras, aumenta la sensación térmica y más en personas que tengan un calor corporal alto. 

Para personas con pesos elevados:

Si eliges un colchón de espuma de baja densidad y tu peso es alto, entonces esta no será una buena opción, ya que el colchón se deformará más y será mucho más incómodo. La recomendación es que para personas que tengan pesos altos, la densidad debe ser mayor, así este no se hundirá y la persona tendrá mayor confort. 

Para quienes tienen problemas de espalda:

Para quienes tienen dolores de espalda, se recomiendan colchones con densidad alta, así las personas adaptarán mejor su cuerpo y los puntos de presión se reducirán, mejorando la circulación, la postura de la columna y permitiendo un mejor descanso. 

Para los más pequeñitos de la casa:

Por último, no podíamos dejar de lado a los más pequeños de la casa, los niños aún no cuentan con un gran peso generalmente y requieren de lugares bastante higiénico para cualquier tipo de alergia, por ello, lo recomendable es usar un colchón de espuma que tenga una densidad media, que permite mayor ventilación, a su vez es una opción más higiénica y también son los más duraderos.

Recuerda que en Colchones Fantasía pensamos siempre en lo mejor para ti, por eso, te invitamos a que sigas aprendiendo con nosotros, respecto al sueño y el descanso en nuestro club del descanso. Inscríbete aquí

Recuerda seguirnos en nuestras redes sociales para mantenerte al tanto de tendencias, novedades y muchos más contenidos que tenemos para ti.

Comparte esta publicación:

Contácta un asesor
//
Asesor de ventas Emma
//
Servicio al cliente
VENTAS ONLINE