Blog

¿CÓMO ELEGIR EL SOFÁCAMA PERFECTO? 4 TIPS PARA QUE TENGAS EN CUENTA

En la actualidad plantearse comprar un sofá cama, lejos de ser una excentricidad o un lujo costoso, puede llegar a convertirse en una de las mejores inversiones para la comodidad de tu hogar y familia que tanto necesitas.

En esta ocasión Colchones Fantasía, te ayudará a elegir el sofá cama que mejor se adecué a tus necesidades, regalándote 4 tips que muy de seguro serán perfectos para que en el momento de elegirlo conozcas todo al respecto, y tomes la mejor decisión para ti.

 

  1. ESPACIO DEL QUE DISPONEMOS

¡Por supuesto! Ahora que te has decido o estás planteando adquirir un sofá cama, uno de los principales puntos al cual debes prestar especial atención, es tener muy claro en qué lugar de nuestra casa lo deseamos ubicar.

Debemos asegurarnos de disponer el espacio suficiente para que nuestro sofá cama, pueda abrir fácilmente y al mismo tiempo, podamos desplazarnos por la habitación o salón con relativa comodidad. Para lograr esto, tenemos que ser conscientes del sistema de apertura que posee, debido a que todos no son iguales, y al momento de querer desplegarlo, no te encuentres con un desagradable inconveniente capaz de arruinar tu noche.

 

  1. LA PRINCIPAL FUNCIÓN QUE TENDRÁ

Un elemento clave del cual disponemos y tenemos que tener claramente definido al elegir un sofá cama, será el uso particular que le daremos a este mobiliario, ya que, no es lo mismo si queremos uno en el cual vayamos a dormir  diariamente, o su principal función sea como sofá en el salón de nuestra casa.

Es fundamental tener en cuenta las necesidades que queremos satisfacer con nuestro sofá cama; debido a que, si se planea dormir siempre en él, sin importar la razón que se tenga, lo mejor sería escoger uno capaz de brindarnos la comodidad necesaria, facilidad en su manipulación, y sobre todo de textiles finos y resistentes.

Si por el contrario se empleará más a manera de sofá, puedes optar por un mueble más sencillo en cuanto a tapicería y relleno, pero que cumplirá perfectamente con su propósito, sin dejar de lado la comodidad necesaria al momento de emplearlo como cama.

 

  1. LA COMODIDAD NO SE NEGOCIA

Créenos que esta circunstancia es indispensable al momento de escoger nuestro sofá cama. En este ítem concreto queda fuera de discusión, si el mueble tendrá un uso reiterado o  esporádico.

Es verdaderamente importante que nuestro sofá preste la mejor de las comodidades, en las dos maneras de uso que nos ofrece este particular elemento. Poco hacemos al escoger uno que sea muy cómodo como sofá, pero en su función de cama ya no lo sea tanto, o viceversa.

De esta forma, aseguramos comodidad, al mismo tiempo en que cuidamos nuestra salud.

 

  1. ¿CUÁLES SON LOS TIPOS DE SOFÁ CAMA?

Probablemente esa sea la pregunta principal que tengas en mente en estos momentos. Como ya lo mencionamos anteriormente, existen diferentes tipos de sofá cama, que aparte de su forma, tamaño y color; también podemos diferenciarlos de acuerdo a su sistema de apertura, así que, ¡no te preocupes! y continúa leyendo, porque te vamos a enseñar las alternativas más comunes que puedes encontrar en el mercado.

Tipo libro: quizás sea el más común de todos, fiel a su nombre, la manera en que se despliega este tipo de sofá cama, es similar a la de un libro. Son la mejor opción cuando disponemos de poco espacio y no planeamos usarlo frecuentemente como cama, ya que suelen brindar poca comodidad y de tamaño reducido.

De apertura deslizante: esta clase de modelo funciona simplemente deslizando el colchón de la parte de abajo del sofá, para luego nivelarlo con unas patas, que permiten igualar la altura de los asientos; debido a este mecanismo es más dificultoso de desplegar que los sofá camas tipo libro, por lo cual, si planeamos darle un uso diario a manera de cama, es poco recomendable.

Desplegables: finalmente tenemos una opción que nos brinda la posibilidad de darle un uso diario como cama. Este tipo de sofá camas, no solamente nos ofrece una manera sencilla y práctica de desplegarlo, también debido a este sistema, tanto el respaldo como el asiento del sofá, no son usados como cama, lo cual evita que su desgaste sea excesivo con el uso permanente.

Ya sea por cuestión de espacios reducidos o por ofrecer comodidad a los amigos y cercanos que se quedan a pasar la noche en nuestra casa, debemos tener en cuenta estos sencillos tips a la hora de adquirir o sustituir nuestro sofá cama.

Comparte esta publicación:

Contácta un asesor
//
Asesor de ventas Emma
//
Servicio al cliente
VENTAS ONLINE